Calvià se une a la red de cooperación y reutilización de Humana

HUMANA_CALVIA_RECOGIDA DE TEXTIL

En el centro, Sonia Moragues, Gerente de Calvià 2000, acompañada de Silvia Pombo, Regional Manager de Recogida España, y Salva Palacios, Unit Manager de Recogida en Illes Balears de la Fundación

Calvià se une a la red de cooperación y reutilización de textil de Humana. El Ajuntament de Calvià ha depositado su confianza en la Fundación para que asuma la recogida selectiva de ropa usada en el municipio mediante la instalación de 25 contenedores en lugares de fácil acceso: en una primera fase se instalan diez y, en una segunda, los 15 restantes. Los recursos obtenidos con la gestión del textil permiten impulsar programas de cooperación al desarrollo y de ayuda social.

En la delegación de Illes Balears, Humana dispone de 190 contenedores que el año pasado recogieron 402 toneladas de textil usado. La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente, otorgando una segunda vida a una prenda que de otra manera iría a parar al vertedero: cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea. Las 402 toneladas recogidas el año pasado en les Illes Balears representan un ahorro de 1.276 toneladas de CO2 a la atmósfera.

“Afortunadamente, cada vez hay más consciencia de los beneficios ambientales y sociales que representa la correcta gestión de residuos textiles. Estamos muy agradecidos a los ciudadanos y ciudadanas por sus donaciones y queremos que sepan que detrás de cada contenedor hay un trabajo intenso de preparación para la reutilización, con la finalidad de alargar la vida útil de las prendas y dar un fin social a la ropa usada”, afirma Salva Palacios, Unit Manager de Recogida de Humana en Illes Balears.

 

 

 

La cooperación más cercana…

 

HUMANA BONOS DE AYUDA PARROQUIA editada

Bárbara del Castillo, Trabajadora Social de Cáritas, recogió los Bonos de Ayuda en nombre de la Parroquia Nuestra Señora de La Paz de Madrid

Aunque nuestra organización se asienta sobre el firme propósito de promover la protección del medio ambiente y el desarrollo de las comunidades más desfavorecidas de los países del Sur, a lo largo de estos 27 años de trabajo hemos ido completando nuestra actividad con la que llamamos ‘Cooperación más cercana‘. Es decir, la ayuda que prestamos a colectivos y personas, también en dificultades pero, esta vez, en aquellos municipios y ciudades en las que estamos presentes a través de nuestra red de contenedores.

De la mano de nuestros ayuntamientos y entidades colaboradoras, desarrollamos el Programa de Ayuda Social, que tiene en los Bonos de Ayuda uno de sus pilares principales. Estos Bonos de Ayuda, distribuidos a través de los propios colaboradores, permiten adquirir en nuestras tiendas second hand ropa, de modo gratuito. Están destinados a personas con necesidades a nivel de vestimenta básica.

En el día de ayer,  hicimos entrega de 15 de estos bonos a la Parroquia de Nuestra Señora de La Paz de Madrid. Se trata de uno de los colaboradores más importantes de la Fundación. Prueba de ello es que la parroquia recogió en septiembre pasado uno de los IV Premios Humana de Reciclaje Textil, organizados en el marco del Humana Day, en la categoría de ‘Mayor número de kilos por contenedor’, con 35.029. En 2013, fueron 77 las toneladas de textil recogidas en los dos contenedores existentes en la Parroquia.

Por otro lado, la semana pasada hicimos entrega de 10 de estos Bonos al Ayuntamiento de Camarena, en Toledo, coincidiendo con la renovación del convenio que mantenemos con el municipio desde 2002. Mañana miércoles 25 de junio será el turno de Lozoyuela, localidad madrileña en la que entregaremos 10 Bonos.

Y todo esto, partiendo de un gesto tan sencillo como el de depositar una bolsa de ropa usada en cualquier de nuestros contenedores… Participa de la cooperación más cercana!

 

 

 

 

 

‘Arte textil’ según Yuta Nakayima

EL RANCHITO HUMANA MATADERO

El maravilloso ciclo de la ropa usada que con tu ayuda somos capaces de impulsar tiene giros insospechados. Esa prenda de color rojo que depositaste hace una semanas en un contenedor de Humana quizá ha formado parte de la instalación de Yuta Nakajima en El Ranchito de Matadero Madrid, cuya exposición acaba de concluir.

Partiendo del textil de color rojo y otros materiales, Nakajima impulsó un taller abierto a la participación del público, con el fin de crear una instalación en torno a un diamante de papel espejo situado en el suelo. Un diamante rodeado por burros, perchas y todo tipo de prendas de color rojo. A continuación, el artista invitó a los que se acercaran a la muestra a tomar fotografías y a compartirlas. La combinación de color, luz e imágenes reflejadas en el papel espejo dan como resultado imágenes de gran impacto.

Los caminos del arte son inescrutables…

Por cierto, la instalación de El Ranchito ha sido tan solo una parada intermedia del textil utilizado, puesto que una vez concluida la muestra, las prendas han vuelto a nuestra central de clasificación de Leganés para ser incorporadas al ciclo habitual de la ropa usada.

Es la Cultura Reciclada.

Ecosistemas de coltan

El miércoles, volviendo de Barcelona, viajando en el AVE, me sentí un ‘bicho raro’: el vagón abarrotado, hombres y mujeres de negocios, mucha corbata y tacón alto. Y, por encima de todo, ordenadores portátiles, notebooks, tabletas, smartphones,… Pero ni un solo libro en papel, ni un solo periódico. Tan sólo una revista, un ejemplar del National Geographic, pero que ni siquiera fue abierto durante el viaje. Y algún ebook, pero pocos, muy pocos. La pasajera  justo delante de mí, rizaba el rizaba: dos Blackberries.

Todo este ecosistema hipertecnológico, digital y repleto de coltan contrasta con mi ‘equipaje’: un libro, un diario –en papel, por supuesto- y un reproductor de música. Parece que esté desactualizado, anticuado y que viva al margen del universo 2.0. No es así. Me encantan las redes sociales y  la tecnología que nos hace la vida más fácil. Soy blogger y twittero, en el trabajo y fuera de él.

Pero por encima de todo me encanta el tacto de papel, su olor. Me encanta ese pequeño tesoro, ese gran amigo y acompañante en el que se convierte un periódico o un libro, el que sea, una novela de aventuras, un best seller de tintes históricos, una biografía, un ensayo, un clásico… La capacidad de análisis, reflexión y profundización que ofrecen las páginas de un libro o un diario en papel jamás podrá ser alcanzada por las ideas resumidas en 140 caracteres que nos bombardean 24 horas al día ni por la lista de titulares que consultamos a través del smartphone.

Libros que, a muchos kilómetros de nosotros, son, además, una puerta a la esperanza, a una educación que dota a las comunidades del Sur del impulso necesario para promover su progreso, para avanzar en su desarrollo y en la mejora de sus condiciones de vida. ‘La libertad está escondida en un libro escolar’, como dijo James Douglas Morrison Education for all. Books for all!

Rubén González

Departamento de Comunicación

Día Mundial del SIDA: la lucha continúa

Cada 1 de diciembre, coincidiendo con el Día Mundial del SIDA, personas de todo el mundo aúnan esfuerzos para generar una mayor conciencia sobre la gravedad del VIH/SIDA y dar muestras de la solidaridad internacional ante esta pandemia.

La prevención de enfermedades contagiosas es un elemento fundamental para conseguir hacer avanzar y mantener el nivel de desarrollo de cualquier comunidad, por lo que actualmente Humana trabaja en la prevención de VIH/SIDA, la tuberculosis, la malaria y otras grandes enfermedades contagiosas.

“Sólo el pueblo puede liberarse del SIDA – la epidemia”. Esta simple declaración es la base del programa “Control Total de la Epidemia” (TCE, en sus siglas en inglés) mediante el que Humana People to People lucha de forma sistemática contra el virus del VIH y la enfermedad del SIDA.

TCE se basa en la definición de un área geográfica de 100.000 personas, denominada ‘Área TCE’, en la que se organiza una campaña de información de tres años de duración con el propósito de que cada persona cuente con los conocimientos necesarios para controlar el virus.

Más información:

http://www.unaids.org/es/

http://www.humana-spain.org

África además de cara tiene alma (II)

Cada una de las tareas que realizamos en Zambia (talleres de educación sociocultural en escuelas y clubes juveniles, de acciones generadoras de ingresos en grupos de apoyo para adultos, etc.,) me llegaron al corazón por algo especial en cada caso: todo tenía un sentido y además podías disfrutarlo más intensamente porque teníamos tiempo para compartir con los demás. Las actividades con los niños y los jóvenes fueron especiales por las ganas que tenían de estar con nosotros.

Los clubes juveniles tienen una voluntad enorme de mejorar su comunidadescriben e interpretan obritas de teatro didáctico sobre cualquier historia que instruya en higiene y salud, en prevención de contagios por VIH/SIDA, en igualdad de género, etc. ¡Aquí me di cuenta que con ilusión todo acaba saliendo bien! Además, todos tienen fascinantes aptitudes musicales… ¡desde que nacen hasta que mueren viven cantando y bailando con una facilidad y soltura admirables!

Los maestros y los médicos o enfermeros lo son realmente por vocación… especialmente los que enseñan y atienden a pacientes, respectivamente en escuelas y clínicas comunitarias… que son mantenidos por la comunidad exclusivamente.

Los líderes de los grupos de apoyo para afectados e infectados de VIH/SIDA con los que trabajamos diariamente durante mi estancia son personas voluntariosas y luchadoras, que quieren despertar en el resto el mismo sentimiento de lucha por acabar con la insalubridad y la enfermedad que les rodea. Ellos me ayudaron en la movilización de los grupos para aprender a fabricar jabón casero, por ejemplo, así como a la hora de cumplimentar formularios de solicitud de subvenciones o micro-créditos para asociaciones de mujeres que presentasen propuestas de proyectos de negocios a pequeña escala, etc.

Nosotros mismos, los voluntarios, disfrutábamos muchísimo porque todo les parecía bien, cuando estaban atentos y esperando la reunión siguiente, y porque creo que conseguimos transmitirles algunas ideas básicas muy importantes: El considerarse responsables de la propia vida, la confianza en sus capacidades y recursos, el procurar hacer valer las iniciativas propias, compartir ideas y conocimientos, aunar esfuerzos para hacerse fuertes y poder así actuar con más probabilidades de éxito, por una vida mejor y más digna para ellos mismos y sus hijos, y por la prosperidad de su pueblo y de su país.

Además de todo lo que pude ir observando, tanto en el tiempo de ocio como en el de trabajo, personalmente disfruté en especial porque empecé a compartir muchas cosas con mis compañeros voluntarios ndoleños. Comprendí que tenemos muchas más cosas en común de lo que creía y que estamos mucho más cerca de ellos de lo que pensaba. ¡Su familia es lo primero…, aunque aprecié que están más unidos, demuestran que se quieren y se admiran! ¡Qué bonito es ver como se cuidan y como hablan unos de otros!

Fina Cabrera

Cooperante