Por la sostenibilidad y contra la desertificación

HUMANA_DIA MUNDIAL DESERTIFICACION_SOSTENIBILIDAD

 

Con la consigna de ‘El que algo quiere, algo le cuesta, invirtamos en suelos sanos’, el Día Mundial de la lucha contra la Desertificación 2015  quiere llamar la atención sobre la importancia de llevar a cabo varias acciones:

(1) Un cambio en el uso de la tierra, apostando por una agricultura sostenible y que se adapte al cambio climático, en especial en aquellas zonas áridas en las que la escasez de comida es cada vez mayor.

(2) Un mayor acceso a los avances tecnológicos y a la titularidad de tierras de los pequeños agricultores que respetan el medio ambiente y dan una respuesta a las necesidades alimentarias de millones de hogares, especialmente de los más pobres.

Acciones que encajan perfectamente con nuestro trabajo junto a los pequeños agricultores a través de los programas Farmers Club.

 

Anuncios

Compartimos los objetivos del Foro sobre Medio Ambiente y Mundo Local

UMANA HUERTO 3C LEGANES

Convertir los ayuntamientos en eje de la conservación y la mejora del medio ambiente. Este es una de las conclusiones que deja tras de sí el III Foro sobre Medio Ambiente y Mundo Local, celebrado en Barcelona durante los días 10 y 11 de marzo. Parte del equipo de Humana participó como público en los debates y conferencias de un encuentro organizado por la Diputación de Barcelona y que contó con la presencia de alrededor de medio millar de responsables de la administración así como personas del mundo de la ciencia, la política y representantes de diferentes empresas y entidades.

En la clausura del foro, el presidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve, ha señalado que la administración provincial comparte “con los gobiernos locales la inquietud por el mantenimiento de unas políticas ambientales de calidad en los pueblos y ciudades”. Esteve también hizo hincapié en hacer todo lo posible para “propiciar actuaciones en las que colaboren municipios y empresas, administraciones públicas y entidades ciudadanas” con el fin de trabajar en materia de protección medioambiental.

Conscientes de la importancia de esta colaboración público-privada, Humana apuesta por impulsar el proyecto “Cultivemos el Clima y la Comunidad 3C” en diferentes municipios tanto de Madrid como de Catalunya, en colaboración con ayuntamientos de ambas comunidades, como demuestran las recientes implantaciones del proyecto en Cornellà de Llobregat (Barcelona) y San Agustín de Guadalix (Madrid).

Se trata de una iniciativa de agricultura urbana que promueve el respeto al medio ambiente a través de la agricultura ecológica, propiciando la obtención de productos para el autoconsumo. En los proyectos de agricultura urbana que impulsa Humana participan personas que además de apostar por un consumo de proximidad y de productos ecológicos y de calidad, también tratan de estrechar lazos con el resto de la comunidad en la que se asientan.

Acciones como esta contribuyen también a reforzar otro de los objetivos planteados en el Foro sobre Medio Ambiente y Mundo Local: la apuesta por un futuro que se sustenta en las personas y en el medio natural.

Por una gestión sostenible del suelo

HUMANA_DIA MUNDIAL DEL SUELO_FAO

*Junto con agua y aire, el suelo es el recurso más importante del Planeta

*El suelo es la base y el origen de alimentos, algunas fibras textiles naturales, energía y de hasta de las casas en las que vivimos.

*Una pequeña porción de suelo sano contiene mas organismos que habitantes tiene la Tierra.

*Para lograr que la agricultura sea sostenible, hay que cuidar al suelo.

*La gestión sostenible del suelo permite elevar hasta un 58% la producción de alimentos saludables. (Fuente: FAO)

05.12 Día Mundial del Suelo

#diamundialdelsuelo

 

GSP_banner_EN

Farmers’ Club, la respuesta ante el nuevo escenario

HUMANA FARMERS CLUB CAMBIO CLIMATICO

Aunque el objetivo inicial del Programa Farmers’ Club no era afrontar las variaciones del clima en los niveles actuales, este programa que impulsa las Federación Humana People to People se ha consolidado involucrando a miles de pequeños agricultores en la mitigación de los efectos del Cambio Climático y en la adaptación a los mismos, mejorando el bienestar de las comunidades implicadas.

Sólo en 2012, Humana trabajó en este sentido al lado de alrededor de 70.000 pequeños agricultores de Angola, Guinea-Bissau, Malawi, Mozambique, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Zambia, Zimbabwe y China.

Humana trabaja codo con codo con ellos promoviendo su formación en técnicas agrícolas sostenibles, agroforestales y de conservación que les permiten obtener mejores y mayores cosechas y más resistentes a las condiciones meteorológicas adversas provocadas por el cambio climático.

Afrontemos el desafío del Cambio Climático. Juntos podemos.

HUMANA DAY. Our Climate, Our Challenge

Barcelona. 26.09. Hotel Meliá Barcelona

Madrid. 03.10 Círculo de Bellas Artes

Sevilla. 10.10 Casino de la Exposición

Yes, we can

ALEX WONG (AFP)

El presidente de EE UU, Barack Obama, durante la presentación de su plan energético en la universidad de Georgetown. / ALEX WONG (AFP)

Hace un par de días, Obama ocupaba las portadas y los informativos de todo el mundo gracias a la presentación de un calificado como ‘ambicioso’ plan de lucha contra el cambio climático, mediante la limitación de la emisión de gases efecto invernadero.


Para nosotros
, la labor frente a las consecuencias del cambio climático es esencial, por varios motivos. El primero y fundamental, porque es un elemento transversal presente en la mayoría de nuestros programas de cooperación, sobre todo en aquellos que tienen relación con la agricultura. Y segundo, porque es el tema elegido para el Humana Day 2013, que organizamos bajo el lema de ‘Our Climate, Our Challenge‘.

Logo_HDay_2012_BOLA_TODOS

 

Los efectos que sobre el Planeta está provocando el cambio climático (subida de la temperatura media de la Tierra, elevación del nivel del mar, lluvias torrenciales e inundaciones, sequías, etc) hacen imprescindible formar a las comunidades y poner en marcha medidas concretas para adaptarse a los cambios y mitigarlos, sobre todo en los países menos desarrollados y por tanto más vulnerables. La gran dependencia de estas poblaciones a la agricultura de subsistencia y la prevalencia de la pobreza y de la inseguridad alimentaria nos acercan a una realidad que debemos afrontar con decisión.

Debemos y podemos hacerlo!

Descarga el Plan de Obama contra el cambio climático (en inglés)

Energía renovable para una vida mejor en Guinea-Bissau

HUMANA AGRICULTURA GUINEA 3

Jacinto, de 39 años, es propietario de una tierra que ha estado cultivando como modo de vida durante los últimos cinco años. Jacinto vive en Oio, Guinea-Bissau, la región más pobre del país, donde el 69% de los cabeza de familia son analfabetos y el 60% de los niños no acude a la escuela. Su familia está formada por 14 personas y la mayor parte de los niños trabaja en el campo. Si Jacinto existiera de verdad, sería el prototipo de los 350 agricultores que decidieron unirse al ‘Farmers’ Club’ de Oio en 2010, un proyecto impulsado por ADPP-Guinea-Bissau, la organización hermana de Humana  en este país. ¿El objetivo? Aprovechar el enorme potencial agrícola de la región para salir de la pobreza. En este caso, a través de iniciativas energéticas que se suman al resto de actividades que el programa promueve entre los agricultores locales.

La formación de los agricultores ha sido indispensable para que las instalaciones técnicas funcionen y para crear conciencia sobre la importancia de la energía sostenible. Además, los miembros del club han aprendido unos de otros, compartiendo experiencias y recursos y trabajando juntos en la compra/venta de sus productos para obtener los mejores precios.

Según los técnicos del proyecto, la formación de los agricultores desempeña, además, un rol crucial en la reducción de la pobreza en Guinea-Bissau, uno de los países más pobres del mundo, donde el 60% de la población vive con menos de dos dólares al día, lo que lo sitúa en el puesto 176 de 187 en el Informe Sobre Desarrollo Humano en 2012 de la ONU. Aunque el sector agrícola emplea al 85% de la mano de obra del país, las áreas rurales continúan siendo las más olvidadas: el 94,3% de la población no tiene acceso a electricidad.

HUMANA GRICULTURA GUINEA-BISSAU

Sistemas de energía solar

El ‘Farmers Club’ de Oio, que estará funcionando hasta finales de octubre de 2015, incluye la instalación de 24 sistemas de bombeo de agua mediante energía solar, tanto tanques de agua como elementos de riego para campos de cultivo, y 51 sistemas solares de iluminación para instituciones sociales (escuelas, mezquitas, centros médicos…). Los paneles solares instalados varían dependiendo del uso de cada edificio: por ejemplo, las escuelas contarán solamente con un panel de cinco bombillas, suficientes para iluminar la habitación. Por su parte, el centro comunitario necesita de tres paneles ya que, en principio, se utilizará para actividades de ocio como ver partidos de fútbol en torno a la televisión, y las instalaciones de suministro de agua requieren de una importante inversión en sistemas fotovoltaicos con, al menos, cinco paneles.

Marta Mansilla, técnica de proyecto, explica que “ha sido un gran logro para la comunidad. Por ejemplo, gracias al sistema solar establecido en el centro de salud, ahora es posible atender casos de urgencia. Todavía les falta mucho material, pero al menos tienen luz eléctrica en vez de tener que usar velas. El jefe de la unidad me transmitió su felicidad”.

Centro de producción comunitaria con biofuel

El proyecto también incluye la instalación de 15 centros de producción comunitaria con biofuel que funcionarán, además de para la generación de energía, para promover la creación de pequeñas empresas entre los agricultores rurales. Marta señala que “el centro está diseñado para que los agricultores procesen sus productos, organicen la venta de estos procesos y generen ingresos. Pero también para que comiencen pequeños negocios que les permitan aumentar sus ingresos, crear empleo y desarrollar su sistema de producción agrícola”.

El resultado es que no sólo la familia de los agricultores asociados se está beneficiando del club, sino también el resto de la comunidad, ya que se traduce en una mejora de las condiciones de vida. “El trabajo común ha creado importantes conexiones y relaciones entre los miembros de los clubs y las instituciones locales, regionales y nacionales”, concluye Marta.