Collado Mediano potencia su compromiso con la reutilización

 

HUMANA_COLLADO MEDIANO_ROPA USADA

De derecha a izquierda, Irene Zamora, concejala de Medio Ambiente, María Rubio, alcaldesa, y Soledad Vera, de Humana.

Humana y el Ayuntamiento de Collado Mediano han firmado un nuevo convenio para que la Fundación prosiga con la recogida selectiva de textil usado en el municipio para dar a la ropa un fin social. Este acuerdo reafirma la colaboración que ambas entidades mantienen desde finales de los noventa. La Fundación, además, colaborará en diversas iniciativas de índole social que se lleven a cabo en Collado Mediano.

El servicio de recogida de ropa proporciona a los vecinos y vecinas de la localidad madrileña una manera fácil y segura de depositar en los contenedores de color verde la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utilizan y a los que se les puede dar una segunda vida. Se trata de un servicio gratuito para el municipio y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y eliminación de residuos urbanos.

Humana ha recogido 3.341 kg de textil usado en Collado Mediano en el primer trimestre del año, en los nueve contenedores situados en el municipio. En 2015, la cifra superó las  22 toneladas. La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente, otorgando una segunda vida a una prenda que de otra manera iría a parar al vertedero: cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea. Las más de 22 toneladas recogidas el año pasado en Collado Mediano representan un ahorro de 72 toneladas de CO2 a la atmósfera.

 

 

Reciclaje textil = Menos C02

HUMANA RECICLAJE TEXTIL CO2

Hoy, 28 de enero, se celebra el Día Internacional de la Reducción de las Emisiones de CO2.

Buen momento para presentarte una sencilla ecuación.

Reciclaje textil = Menos CO2

Te explicamos: la ropa recogida cada año en cada contenedor de Humana, de ir al vertedero o centro de tratamiento de residuos y ser incinerada, generaría 10.000 kg de CO2

Si contamos con unos 5.300 contenedores en toda España… estamos hablando de 53.000.000 kg de CO2 menos a la atmósfera cada año.

No está nada mal: y todo, gracias a vosotros, donantes de textil, y a los más de 800 ayuntamientos y 500 empresas que colaboran con nosotros. Fácil, pero efectivo.

Muchas gracias en nombre de nuestro Planeta!

#EmisionesCO2

Los caminos del reciclaje

El pasado 14 de marzo salió a la venta el libro ‘Los caminos del reciclaje‘, de Virginie Manuel, artista visual multidisciplinar y diplomada en arquitectura. Tras una breve introducción en la que ofrece una perspectiva general sobre el estado del planeta en materia medioambiental y una sucinta explicación del concepto de 3R (Reducir, Reutilizar, Reciclar), el texto profundiza en el tema del reciclaje, siguiendo el camino de nuestros desechos a través de los procesos de tratamiento habituales. El libro ofrece además un acercamiento a las particularidades de cada material, incluido el textil, mediante una serie de detalladas fichas, clasificadas por tipos.

Hay que tener en cuenta que el reciclaje textil contribuye a la protección del medio ambiente al reducir en parte el volumen de residuos generados en el municipio, dando una segunda vida a una ropa que de otro modo iría a parar al vertedero. Con la reutilización de la ropa y el calzado se consigue, igualmente, disminuir el consumo de recursos naturales como el agua o combustibles fósiles, así como de fertilizantes y pesticidas que se emplean en la fabricación de productos textiles. Además, reutilizando o reciclando el textil se reducen las emisiones de CO2.

Más información del libro en www.needediciones.com

‘No’ dones la ropa a HUMANA porque ‘la venden’

Llevo como cuatro años y medio escuchando esta frase y para ser sincero, ¡me cansa!

Es para los que trabajamos en Humana un deber explicar ciertas cosas, a riesgo de que una vez explicadas, hayan perdido toda su relevancia para el interlocutor. Seguro que si alguno de mis compañeros lee esto, se acordará de las innumerables veces que ha explicado en una reunión con un colaborador, con su círculo de amigos, con su familia, etc.  el porqué de la venta de la ropa que recogemos.

Y como esos mismos que anteriormente te miraban con recelo, participan de la idea y entienden que una cosa es la idea inicial y otra bien diferente cuando se profundiza un poco en el asunto. Y es que raramente encontramos a alguien que junto a su donación añada el dinero  que cuesta recoger, clasificar y enviar esa ropa a 10.000 km de distancia. De hecho, no lo pedimos, puesto que decidimos crear nosotros mismos los recursos y circuitos necesarios para hacerlo posible y no quedarnos en un ejercicio de buenas intenciones o en la dependencia de terceros.

La sociedad actual y su velocidad vertiginosa dejan fuera de circulación muchas cosas, entre ellas, ropa y calzado. Nuestra organización decidió hace ya más de 20 años recuperar el valor económico que existe en la ropa y calzado usados para invertirlo en favor de personas que lo necesitan. Y con ello, obtener varios impactos positivos en diferentes ámbitos:

– Crear en España 250 nuevos puestos de trabajo.
– Generar fondos para programas de cooperación al desarrollo en diversas zonas del planeta.
Reducir los impactos negativos sobre el medioambiente de nuestra forma de vida.

Creo que se ha hablado en diversas ocasiones de los primeros dos puntos, pero no se si tanto del último y es sobre lo que me gustaría aportar algún dato para que pueda ser tenido en cuenta.

Nuestra organización recoge en España una media de 345 toneladas de ropa y calzado por semana. Dicho así resulta bastante abstracto, pero quizás es bueno si lo traducimos a volumen y sabemos que se trata de algo más de 21 traileres llenos de ropa, es decir, 1.092 anuales. Hay que tener un área de más de 6 campos de fútbol para poder aparcar ese número de camiones.

También nos hemos fijado entre todos ciertos retos medioambientales, como la reducción de emisiones de CO2, el ahorro energético y de agua. Nuestra actividad diaria colabora en la reducción de todos estos factores al reutilizar ropa y calzado que no será producido de nuevo.

En resumen, desde mi punto de vista, no veo mucha razón para seguir utilizando la frase que da título a este post. Aunque seguramente la voy a escuchar unas cuantas veces más, mientras los 250 seguimos trabajando día a día en busca de seguir creciendo.

David Vázquez

Departamento de Recogida