Una verdad muy incómoda

UNA VERDAD MUY INCOMODA_MMARTINEZ

El pasado 3 de octubre tuvo lugar en el cine Capitol de Madrid la première de la película de Al Gore “Una verdad muy incómoda”, secuela de “Una verdad incómoda” (2006). Parece que fue ayer cuando, con el huracán Katrina todavía en la memoria, Gore apeló a la sensibilidad de las sociedades de todo el mundo para visibilizar un problema que, aunque en Europa nos cueste entenderlo, contaba – y cuenta- con muchos negacionistas en EEUU: el cambio climático.

Once años después nada ha cambiado y ha cambiado todo. Con la crisis económica de por medio parece que las decisiones inmediatas necesarias para resolver los problemas financieros mundiales restaron protagonismo al este grave problema que, lejos de desaparecer, se ha hecho cada vez más patente.

La evidencia científica lo demuestra: la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera está provocando un aumento de la temperatura media del planeta, el conocido como calentamiento global. Este calentamiento está derritiendo los polos, cada vez a mayor velocidad, lo que provoca que el nivel del mar suba condenando a muchas poblaciones de zonas costeras a desaparecer.

El calentamiento es además culpable del incremento de la temperatura del agua de los océanos, lo que hace que las tormentas que se forman sean mucho más poderosas y por tanto destructivas. Este incremento también provoca mayores niveles de evaporación y que haya más sequías, contribuyendo a la desertización de amplias zonas del planeta con la consiguiente pérdida de terreno cultivable.

¿Qué provoca esta emisión de gases de efecto invernadero que causa el calentamiento global? Hay diversos focos, pero uno de los que más influye, y en el que Al Gore tiene centrada su cruzada contra el cambio climático, es la quema de combustibles fósiles.

UNA VERDAD MUY INCOMODA_MMARTINEZ_2

Hasta aquí poca novedad. El problema es que nuestro sistema productivo actual está construido con el consumo de estos combustibles como base, y esto es incómodo.

Es incómodo porque significa que habría que cambiar todo el sistema, y esto requeriría una gran inversión. Es incómodo porque significa que no podemos seguir haciendo las cosas como las estábamos haciendo, y por lo general las personas tenemos cierta aversión al cambio.

También es incómodo ver cómo a los gobiernos de todo el mundo les cuesta tanto legislar para promover el uso de energías renovables y frenar las emisiones de CO2 que tan dañinas son para la atmósfera. Y aún es más incómodo ver cómo las grandes empresas responsables de la mayor parte de las emisiones no solo no cambian sino que presionan a los gobiernos para proteger sus intereses económicos. Es muy incómodo.

Priman los intereses económicos; aunque lo bueno es que, como demuestra Gore en su documental, la tecnología ha avanzado tanto en los últimos años que ahora es posible que el abastecimiento energético 100% desde fuentes renovables. Hay motivos para ser optimistas, porque las energías eólica y solar son más eficientes desde el punto de vista económico.

UNA VERDAD MUY INCOMODA

Al tratarse de una transformación tan profunda es necesaria una gran inversión y reconversión, y las grandes y tradicionales empresas energéticas no están por la labor. Y con su presión lastran los avances legislativos en favor de las renovables. Esto sí que es incómodo.

Ya que nos genera incomodidad debemos actuar al respecto. El ciudadano de a pie parece desvalido ante los grandes poderes públicos y empresariales, pero tiene tres armas: su consumo, su palabra y su capacidad de expresarse en las urnas.

La suma de las decisiones de compra de todos los consumidores tiene un efecto real en la demanda de productos y servicios responsables con el medio ambiente. La suma de la palabra de todos los ciudadanos en forma de voto o de manifestación demandando acción a los gobernantes tiene un efecto real en la toma de decisiones de la clase política.

Así que actuemos y traslademos nuestra incomodidad, porque aunque salir del status quo nos resulta incómodo, más incómodo nos resultará sufrir la siguiente sequía, la siguiente inundación o la siguiente tormenta.

María Martínez

Departamento de Marketing Tiendas

 

La lucha contra las consecuencias del cambio climático es un aspecto común a los proyectos de Humana, tanto los relativos a protección del medio ambiente y agricultura social y urbana en España como de cooperación al desarrollo en los países del Sur. 

Alcobendas y Humana: 21 años de estrecha cooperación

Depositar una bolsa de ropa en un contenedor puede parecer un gesto pequeño, pero hacerlo durante 21 años ininterrumpidamente dibuja un escenario espectacular: se convierte en 4.400 toneladas de prendas, el equivalente a llenar 35 piscinas. Gestionadas convenientemente para reutilizarlas y reciclarlas, esa enorme cantidad se traduce en múltiples proyectos sociales en los países del Sur y también en nuestro entorno más cercano. Gracias a la solidaridad de los vecinos y vecinas, Alcobendas es el municipio que más textil reutiliza y recicla de España.

Humana_contenedor_Pº VALDELASFUENTES CON DOLORES IBÁRRURI

Uno de los 51 contenedores en Alcobendas. En algunos municipios, nuestro contenedor no es de color verde sino que está personalizado por indicación del Ayuntamiento.

Sigue leyendo

Con voz propia en el encuentro internacional sobre residuos de ACR +

Los beneficios sociales y ambientales de la reutilización y el reciclaje de textil usado. La importancia de alargar la vida útil de unas prendas convertidas en residuos y que se transforman en recursos, reintroduciéndolas en la cadena asumiendo la lógica de la economía circular. Son algunas de las ideas que expondremos el viernes 19 de mayo en Barcelona en la asamblea general de la Asociación de las Ciudades y Regiones por la gestión sostenible de los Recursos (ACR +), de la que formamos parte.

Humana_classificació

La clasificación es una actividad clave en el proceso de gestión del textil usado.

Sigue leyendo

Rumbo a expoenergía para hablar de sostenibilidad

logo expoenergiaLos días 3 y 4 de mayo la Fundación participará en la Feria expoenergía, que se celebra en la Estación de Autobuses de La Felguera, en Langreo, Asturias. Se trata de un evento dedicado a la sostenibilidad, la energía renovable y la eficiencia energética. Aspectos íntimamente relacionados con la labor de Humana, tanto en España, con todo lo que tiene ver con la gestión de ropa usada y la protección del medio ambiente, como en los países del Sur, a través de los proyectos de cooperación, en los que el desarrollo sostenible es esencial.

La presencia de la Fundación es múltiple: por un lado, mediante un stand informativo; por otro, con nuestra participación en el programa de ponencias. Así, el jueves 4 de mayo, a las 16 horas, Ricardo Rodríguez, Responsable de Humana en el Principado, llevará a cabo una presentación con el título de ‘Ropa usada y sostenibilidad global: gestión del residuo textil con fin social’.

Además, la organización del evento, a cargo de la Fundación Enernalon-Fundación Agencia Local de la Energía del Nalón, ha decidido distinguir a Humana con uno de los Diplomas Verdes, con los que reconocen a aquellas entidades que destacan por su contribución al desarrollo sostenible.

INFO EXPONERGIA

Humana y El Restón: 1.500 euros en Bonos de Ayuda

HUMANA_BONOS DE AYUDA_EL RESTON

Foto de familia con los representantes de Humana, el Centro Comercial El Restón , AVALSO y la Asociación Solidaridad y Esperanza

Humana hizo entrega ayer un total de 51 Bonos de Ayuda al Centro Comercial El Restón de Valdemoro, quien a su vez los distribuirá entre dos asociaciones locales: Asociación Valdemoro Solidario (AVALSO) y Asociación Solidaridad y Esperanza.

AVALSO  gestiona el comedor social del Centro Social Vicente Ferrer, que ofrece asistencia a más de 50 usuarios diarios. La Asociación Solidaridad y Esperanza, por su parte, con sede en Getafe, se ha implicado en la ayuda para los campos de refugiados y presta su ayuda a personas en riesgo de exclusión social.

El Programa de Apoyo Local que desarrolla Humana revierte parte de los recursos obtenidos con la recogida de la ropa y el calzado usado a sus colaboradores, mediante la ayuda a colectivos desfavorecidos. En este caso, los Bonos permiten adquirir gratuitamente ropa en cualquiera de las tiendas que la Fundación tiene en Madrid.

Los bonos, por valor de 30 € cada uno, alcanzan a un importe global de 1.530 €.  En el acto de entrega estuvieron presentes Ángel Luis Velasco, director del Centro Comercial El Restón,  y Beatriz Arribas, del Departamento de Recogida de la Fundación.

Recogida de ropa en El Restón

Humana recogió 21.500 kg de textil usado en el Centro Comercial en 2016, lo que representa un aumento del 2,9% respecto a 2015. La Fundación tiene instalados dos contenedores donde los clientes depositan la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utilizan y a los que se les da una segunda vida.

La responsable del área de Recogida de Humana en la Comunidad de Madrid, Beatriz Martín, señala que cada vez “hay más conciencia medioambiental por parte de la ciudadanía así como un claro interés por promover un modelo de economía circular que prolongue la vida del textil. Además, el ciudadano apuesta por darle una segunda vida a su ropa usada gracias en buena parte al esfuerzo que ayuntamientos, empresas y entidades como la nuestra hacen para dotarle de un fin social”.

Para el director de El Restón, Ángel Luis Velasco “la cultura, el medio  ambiente y la responsabilidad social son el foco principal de nuestra gestión, sin ellos no podríamos distinguirnos de otras superficies comerciales, y eso es lo que buscamos, ser diferentes”.

Montilla se une a la red de ropa usada con fin social

umana_contenedor_ropa-usada

De izquierda a derecha, Raquel Casado, Teniente de Alcalde de Obras, Servicios Públicos, Medio Ambiente y Agricultura, Andrés Lagares, Responsable de Recogida de Humana en Andalucía, y Rafael Llamas, alcalde de Montilla.

Esta mañana se ha presentado en rueda de prensa el acuerdo que Humana y el Ayuntamiento de Montilla (Córdoba) han alcanzado para impulsar en el municipio la recogida de ropa usada con fin social.

Este acuerdo incluye la colocación de siete contenedores en la vía pública para facilitar a los vecinos y vecinas de Montilla la donación de aquellas prendas que ya no necesitan. Se trata de un servicio gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y eliminación de residuos sólidos urbanos.

El Alcalde de Montilla, Rafael Llamas, junto con la Teniente de Alcalde de Obras, Servicios Públicos, Medio Ambiente y Agricultura, Raquel Casado y el Responsable de Recogida de Humana en Andalucía , Andrés Lagares, han presentado el nuevo servicio.

“Entendíamos que hay mucho por hacer en el reciclaje de ropa en nuestra localidad y por ello hemos decidido instalar estos contenedores de ropa usada, una apuesta por la economía circular, donde los residuos se tratan como un elemento que puede tener una segunda vida y una reutilización, con lo que aportamos nuestro granito de arena a las sostenibilidad y al mantenimiento de nuestro entorno”, ha señalado Rafael Llamas.

De los siete contenedores instalados, seis de ellos están en el casco urbano (calle Manolete, 2, Avda. Marqués de la Vega y Armijo, calle Juan Colín, calle Altillos y calle La Parra) y otro en el Punto Limpio (antiguo Matadero Comarcal).

Andrés Lagares, por su parte, ha añadido que el convenio firmado con el Ayuntamiento de Montilla incluye la puesta en marcha por parte de la Fundación de una campaña de sensibilización medioambiental en los centros escolares de la localidad.