Siguiendo los Goya con emoción

HUMANA_TECHO Y COMIDA_GOYA

El sábado seguimos con emoción la ceremonia de entrega de la XXX edición de los Premios Goya. Una emoción que se convirtió en alegría al ver como Natalia de Molina ganaba el Goya a la mejor actriz por su papel en Techo y Comida, de Juan Miguel del Castillo.

Se trata de una película que sentimos, en cierta medida, como nuestra, puesto que colaboramos con su producción cediendo parte del vestuario. De Molina interpreta a Rocío, una madre soltera y sin trabajo, que apenas tiene dinero para comer. Ante el miedo de perder la tutela de Adrián, intenta aparentar que ambos viven una vida normal. Sin embargo, su casero, también agobiado por las deudas, denuncia el impago del alquiler y Rocío se ve obligada a encontrar una solución.

Se trata del segundo Goya de Molina, puesto que en 2014 ganó el de Mejor Actriz Revelación por Vivir es fácil con los ojos cerrados , de David Trueba.

A través de nuestro Programa de Préstamos de Textil en el que participan productoras de cine, teatro y televisión, así como artistas, fotógrafos, músicos y creadores de diverso tipo la segunda vida de la ropa adquiere una nueva dimensión. Es la Cultura Reciclada.

Colaborar con este tipo de iniciativas tiene un triple valor para nosotros: en primer lugar, apoyando todo tipo de manifestaciones culturales; segundo, completando nuestra labor de sensibilización, puesto que estos proyectos ayudan a difundir la actividad de la organización; y, en tercer lugar, porque pone de relieve que con una gestión apropiada del textil usado, las posibilidades de reutilización son múltiples.

 

En busca de la identidad propia

HUMANA_MODATRASH_CELESTI BARRERA

Cientos de kilos de ropa usada se esparcieron en el suelo del gimnasio y en un santiamén los estudiantes escogieron las prendas que más les gustaban para probarse. Así comenzó una de las actividades programadas en el IES Celestí Bellera de Granollers (Barcelona) en el marco del proyecto “Accepting yourself and the others “(Acéptate a ti mismo y a los otros) en el que han participado estudiantes de Croacia, Grecia, Rumanía, Italia, Portugal, Letonia, Suecia y Cataluña.

El Celestí Bellera forma parte de un proyecto subvencionado por la Unión Europea llamado Erasmus + y que quiere concienciar a los adolescentes “sobre el consumo de ropa al mismo tiempo que critica a la uniformidad que nos causa la moda y el modelo estético que nos impone la industria del fast fashion y su publicidad “, en palabras de la profesora, artista y diseñadora, Anna Estany. “Queríamos reflexionar sobre el problema de la baja autoestima y de las consecuencias que ello conlleva “, añade.

Los jóvenes escogieron con libertad lo que más les gustaba o les llamaba la atención. No se trataba de disfrazarse, porque no era Carnaval, sino de “buscar una nueva identidad, una que todos llevamos escondida y que las convenciones no nos dejan que salga “, según Estany. Aunque la timidez de algunos fue más fuerte que las ganas de participar, la mayoría entraron en el juego que propuso la diseñadora, especialista en upcycling. La ropa usada para llevar a cabo esta actividad fue cedida por Humana y Roba Amiga.

Clara Labrador, de 17 años, estudia segundo de bachillerato; recientemente ha comenzado junto con otros compañeros un trabajo de investigación sobre ropa usada y upcycling. “Los jóvenes de nuestra edad, al igual que muchos adultos, ignoramos qué hay detrás de la producción de ropa, en qué condiciones se fabrica aquello que vestimos”, explica, al tiempo que añade con autocrítica: “Todos vestimos igual, el estilo personal ha desaparecido. No queremos salir de la nuestra zona de confort y de las reglas establecidas por la moda. Buscamos que nos acepten y no ser diferentes. Además, nos hemos dado cuenta de que hay demasiada ropa en el mundo, de que es necesario que abramos los ojos para saber que la ropa puede tener una segunda vida y ayudarte a crear tu propio estilo para salir de la uniformidad”.

Una vez escogidos los estilismos, los participantes salieron al patio del centro y se hicieron fotos y más fotos. Los profesores los miraban y también hacían instantáneas. Una de ellas es Ángela Quelhas, de la Escuela Secundaria Manuel Cargaleiro, de Amora (Portugal), entusiasmada con la acción artística: “Es una idea fenomenal. Los chicos y chicas se han sacado los complejos y han aparcado cualquier prejuicio relacionado con la imagen. Es una forma genial de abordar el tema de la aceptación de uno mismo. ¡Es catártico! Me gustaría hacer lo mismo en nuestro centro”.

“No es fácil encontrar la propia identidad”, concluye Ana Lago, miembro de la Asociación Moda Sostenible Barcelona; ​​”por eso recomendaba a los chicos y chicas que vieran la ropa con tranquilidad hasta encontrar con lo que se podían sentir más cómodos. Yo les orientaba pero han sido ellos y ellas quienes han decidido”.

HUMANA_MODATRASH_CELESTI BARRERA_2

Ropa usada contra el consumismo compulsivo

Anna Estany, artista de Cardedeu (Barcelona), trabaja desde hace más de 20 años en un proyecto artístico y educativo propio. La Fundación ha colaborado con Estany en varias acciones relacionadas con la moda sostenible y la reutilización, proporcionándole ropa usada procedente de nuestra plana de clasificación de l’Ametlla del Vallès. Según explica la artista, “con Modatrash busco romper con las tendencias estéticas que nos impone la industria de la moda para llegar a conseguir una identidad propia, alejada de los cánones que la sociedad consumista nos marca. Este proceso tiene una importancia clave en la adolescencia, época donde el individuo comienza a definir su propia identidad”.

El Planeta Moda llega a Biocultura Madrid

 

HUMANA_PLANETA MODA_BIOCULTURA_2

A partir de este jueves y hasta el domingo se organiza en Feria de Madrid – IFEMA la XXXI edición de BioCultura. Feria Internacional de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.

La moda sostenible, responsable y ética es uno de los protagonistas del evento, de la mano de Planeta Moda, un programa que reúne un puñado de actividades y presentaciones a cargo de diseñadores y firmas de moda respetuosas con nuestro Planeta. Igualmente está prevista la presencia de representantes de las pujantes asociaciones de moda sostenible, como la recién creada Asociación Moda Sostenible de Madrid, MsMAD a cuya presentación acudimos la semana pasada, y la Asociación de Moda Sostenible Andalucía AMSA.

Como no podía ser menos, Humana colabora con Planeta Moda proporcionando 800 kilos de ropa usada con los que se preparará una instalación salpicada de mensajes sobre la importancia de la reutilización. El objetivo es conectar de una manera muy visual con el público de BioCultura para sensibilizarles sobre el hecho de que la prenda más sostenible es la que ya está producida. Recordemos, por ejemplo, que para fabricar una simple camiseta de algodón se necesitan 2.500 litros de agua.

BioCultura. Feria Internacional de Productos Ecológicos y Consumo Responsable.
Feria de Madrid – IFEMA
Del 12 al 15 de noviembre 2015
31ª Edición

PLANETA_MODA_BIOCULTURA_MADRID1

Hasta Telemadrid viene al Todo a 1 €

HUMANA_TELEMADRID_ALC171_SEP 2015

Un equipo de los Informativos de Telemadrid acaba de pasar por nuestra tienda de Alcalá, 171, de Madrid, para grabar un reportaje sobre las ventajas de comprar ropa secondhand: estupenda relación calidad-precio, bueno para el medio ambiente y, en nuestro caso, una estupenda manera de colaborar con nuestros programas de cooperación al desarrollo y ayuda social.

Recuerda que hoy y mañana estamos con Todo a 1 euro en nuestras tiendas de Madrid y Barcelona.

No hay excusas:  Climate Friendly When Reused

 

Junto a los vecinos de Cenes de la Vega

HUMANA_CENES DE VEGA_BONOS DE AYUDA

Juan Ramón Castellón, alcalde de Cenes de la Vega, recoge los Bonos de Ayuda de manos de nuestra compañera Lucía Bázaga

Esta semana hemos hecho entrega de un paquete de Bonos de Ayuda al Ayuntamiento de Cenes de la Vega, en Granada. En total son 30 bonos, correspondientes a los años 2014 y 2015 y valorados en conjunto en 900 euros, que permiten adquirir de modo gratuito ropa y calzado en nuestras Tiendas Secondhand.

De este modo, la Fundación revierte en los vecinos de la localidad parte de los recursos generados con la recogida de textil. En 2014 Humana recogió un total de 12.900 kilos de textil usado en los seis contenedores existentes. En lo que llevamos de año, la cifra asciende a 10.308 kilogramos.

Humana y Cenes de la Vega colaboran desde 2004