Pedro Alonso, entrevistado por Punset: claves de la lucha contra la malaria

Extracto de la entrevista de Eduard Punset a Pedro Alonso, director del Instituto de Salud Global de Barcelona, emitida en el programa Redes, de La 2, del 20 de mayo

Según la Organización Mundial de la Salud, la malaria afecta cada año a unos 210 millones de personas, de las cuales mueren más de 600.000 –la mayoría, niños y niñas africanos–.

Conseguir una vacuna contra esta enfermedad es muy difícil porque el parásito que la causa es un organismo muy complejo.

Sin embargo, se están dando pasos importantes en ese sentido.

Pedro Alonso, médico especialista en salud pública a quien Punset entrevista en este capítulo de Redes, dirige la investigación más próxima a alcanzar una vacuna contra esta enfermedad.

La eficacia del medicamento será moderada, pero representa el avance más significativo en años en la lucha contra la malaria.

DESTACADOS

*El organismo causante de la malaria –hay 5 especies de Plasmodium, de protozoos– son organismos biológicamente mucho más evolucionados que un virus o una bacteria.

*Ahora entramos en la fase de las vacunas complicadas, y dentro de las complicadas, posiblemente las más complicada sea la de la malaria por esa complejidad enorme.

*Creemos que estamos a la puerta de tener la primera generación de vacunas.

*Con los organismos más complejos tendremos vacunas que sirvan para proteger pero quizá solo protejan parcialmente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Las vacunas de eficacia moderada tendrán un papel importante en términos de salud pública.

*¿Cómo puedes catalizar parte de la investigación para que se haga atractiva y para que la industria tire de ella?, y ¿cómo creas artificialmente mercados?

*Al final nuestro objetivo que es desarrollar productos de la ciencia y de la biomedicina que sean útiles…

*En el siglo XXI no deberíamos de aceptar que el lugar donde uno nace sea lo que determine tus posibilidades de vida.

*Seguimos teniendo 8 millones de muertes al año de niños que deberíamos ser capaces de evita.

*En 2012, donde ya estamos, no podemos aceptar que haya 8 millones de muertes prevenibles, que la esperanza de vida en Mozambique sea de 42 años. Nosotros los duplicamos.

*Las fronteras que hoy conocemos es una fabricación totalmente ajena a la historia africana de los últimos 4 o 6 millones de años.

*A veces ponemos demasiado énfasis y somos demasiado duros en el juicio sobre la corrupción, especialmente en África.

*¿Por qué en África, que es la cuna de la humanidad, no ha habido nunca ciudades?

*En muchas zonas de África, tú sales y ves a la señora con un pequeño azadón y que sobreviven de lo que llamamos la agricultura de subsistencia. ¿Por qué? Porque no hay animales de carga.

*No ha habido animales de carga, no ha habido capacidad, hasta hoy en día, de tener una agricultura que produzca excedentes.

Entrevista completa en http://www.rtve.es/television/20120516/vacuna-supondra-avance-mas-significativo-lucha-contra-malaria/527085.shtml

Humana lucha la malaria, utilizando la metodología de trabajo de TCE. Las medidas promovidas por la Fundación incluyen fumigación, información y distribución de mosquiteras, así como acciones para deshacerse de criaderos de mosquitos que transmiten la malaria. De nuevo, la metodología basada en la relación personal con cada uno de los afectados ha demostrado ser eficaz para frenar la propagación de la enfermedad.

Unidos en la lucha contra la malaria

 

 

 

 

 

 

 

 

La malaria está considerada la tercera enfermedad más peligrosa y la que, además, afecta a un mayor número de personas en el planeta, tan sólo superada por la diarrea. Causa 1,2 millones de muertos anuales, el 85% de ellos a niños africanos de menos de cinco años, tal y como recoge un estudio publicado recientemente por la revista The Lancet. Según la plataforma de lucha con esta enfermedad worldmalariaday.org, en África las muertes fruto de esta dolencia se han reducido en un tercio en la última década, mientras que en 35 de los 53 países afectados por ella, el número de casos ha descendido un 50%. A principios de año el director del Instituto de Salud Global de Barcelona, Pedro Alonso, presentó los últimos avances en la lucha contra la malaria, anunciando que la vacuna contra esta enfermedad podría ser comercializada en un plazo de tres años, a un precio de seis euros la dosis. Hay que recordar que uno de los pilares del Objetivo de Desarrollo del Milenio 6 es haber detenido y comenzado a reducir, en 2015, la incidencia de la malaria y otras enfermedades graves.

A pesar de estos logros es necesario, 24 horas después del Día Mundial de la Malaria,  reflexionar sobre lo mucho que queda por hacer en pos de frenar y erradicar esta enfermedad. Humana desarrolla en la actualidad varios proyectos en este ámbito, utilizando para ello el sistema de trabajo Total Control Epidemic TCE, similar al que usa contra el VIH/SIDA, basado en la información y la movilización de la comunidad. Conocer cómo prevenir la enfermedad y saber reconocer los síntomas es fundamental para frenar su propagación. Los programas incluyen medidas como fumigación y distribución de mosquiteras, así como acciones para deshacerse de criaderos de mosquitos que trasmiten la enfermedad.

Luchando contra la malaria: no hay pastillas que curen la falta de solidaridad y corresponsabilidad

El 25 de Abril se conmemora el día mundial de lucha contra la malaria, una enfermedad endémica en 106 países que en 2009 causó la muerte de 800.000 personas, la gran mayoría niños y niñas del África subsahariana y Asia.

La lucha contra la malaria ha obtenido grandes éxitos gracias a las investigaciones de Manuel Patarroyo, Pedro Alonso o Clara Menéndez, que han abierto la puerta a la esperanza para una vacuna 100% eficaz, pero todavía queda mucho camino por recorrer. La malaria es una enfermedad que se transmite a través de la picadura de un mosquito. Para prevenirla, los métodos más eficaces son el uso de telas mosquiteras impregnadas en insecticida, evitar la acumulación de agua estancada o la fumigación.

Son métodos de bajo coste pero inalcanzables para la mayoría de las personas que padecen la enfermedad. ¿Por qué?; ¿es la malaria una enfermedad sólo de los pobres?; ¿hay enfermedades de ricos y de pobres?; ¿qué pasaría si en nuestro país hubiera una epidemia de malaria?; ¿morirían también nuestros hijos e hijas como lo hacen en Mozambique, Congo o Angola? Sinceramente, creo que no. Lo que creo es que los esfuerzos por acabar con enfermedades como la malaria o el Chagas no son suficientes porque se dan en países en desarrollo cuyo liderazgo internacional es limitado o nulo y que mirar nuestro ombligo nos impide ver el ajeno.

Muchas organizaciones se limitan a repartir mosquiteras como si fueran el maná pero olvidan que la mayoría de los afectados por la enfermedad simplemente la desconocen. No saben cómo se contagia o cómo se previene, por lo que cuando reciben una mosquitera no siempre le dan el uso adecuado y las emplean, por ejemplo, como redes de pesca.

Utilizando como vehículo este día mundial de lucha contra la malaria quisiera invitar a la reflexión sobre los males endémicos del siglo XX y de este siglo XXI, y si bien la malaria está entre ellos, aún hay otros más importantes como la falta de solidaridad y corresponsabilidad, que no hay pastillas que las curen.

Vanessa Gutiérrez

Departamento de Proyectos