Cambio climático: lo que dicen los expertos

Salvador Samitier, cap de la Oficina Catalana de Canvi Climàtic, Susana Magro, directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, y Jesús Martínez, embajador de ‘The climate project y fundador de SUSTENTA, han sido los ponentes de lujo de los Humana Day de Barcelona, Madrid y Sevilla, respectivamente.

Quienes mejor que ellos para hablar de cambio climático, de sus  consecuencias y de lo mucho que podemos hacer para mitigar las consecuencias de este fenómeno.

Aquí os dejamos su testimonio:

 

‘Se ha avanzado mucho en reciclaje, pero queda mucho que hacer en la cultura de la sostenibilidad’

HUMANA DAY Jesus Martinez LinaresJesús Martínez Linares, licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Sevilla y doctor en Ciencias Físicas por la Universidad Autónoma de Madrid, ejerció a partir de 2007 como embajador climático del proyecto “The Climate Reality Project” de Al Gore, y se convirtió en uno de los cien colaboradores más activos del ex vicepresidente de los Estados Unidos. Es el fundador y presidente de la Asociación Cívico Ambientalista SUSTENTA, y está especializado en la divulgación del cambio climático y la sostenibilidad. Es autor, entre otras obras, del libro “Cambio climático: una realidad acuciante” (Vipren, 2008).

Martínez Linares interviene como ponente este jueves 10 de octubre en Humana Day, Sevilla, 18:30, Casino de la Exposición.

Usted vivió una gran experiencia gracias al proyecto de Al Gore.

Al Gore, tras recibir el Premio Nobel en 2007, vino a España para impartir un entrenamiento personal de tres días a 200 personalidades españolas, de los que salimos un grupo de embajadores climáticos. El objetivo consistía en estar presentes en diferentes  instituciones y ateneos explicando la realidad incómoda que representa el cambio climático. Un año después, fui elegido uno de los cien colaboradores más activos en el planeta.

¿Acudió a la cumbre celebrada en Copenhague en 2009?

Allí estuve con el grupo de Al Gore y confieso que ha sido una de las experiencias más impactantes de mi vida. De hecho, me considero miembro de la que llamo “generación Copenhague”. Ese fracaso marcó nuestra trayectoria vital porque aquél era el momento. Había una expectación enorme por lo que allí se estaba debatiendo; había unas 200 ONG de todo el mundo hablando el mismo lenguaje, sincronizados. Una aplastante mayoría de ciudadanos pedían a los políticos un acuerdo justo, ambicioso y vinculante respecto al cambio climático. Se rozó con la yema de los dedos pero lo que conseguimos fue un jarro de agua fría. Parafraseando a Obama, en lugar de “Yes, we can” podríamos decir “Yes, we could, but we didn’t”.

No oculta usted su decepción.

Fue una oportunidad perdida porque la próxima cita relevante tendrá lugar en el año 2020. Es una década perdida. Todos los años se celebran cumbres pero son más bien cosméticas. Todo depende de la voluntad política de los países con más emisiones de CO2 a la atmosfera, que son EEUU y China. Está previsto que en 2020 tenga lugar una cumbre tan ambiciosa como la de 2009. Sin embargo, insisto, el reloj sigue haciendo “tic tac” y está claro que ya vamos tarde en la lucha contra el cambio climático. Pido que los líderes no sean tan ciegos políticamente para que haya otro aplazamiento. Estamos frente a un tema totalmente urgente y espero que en 2020 se adopten medidas definitivas.

¿Cree usted que el fenómeno ha desaparecido de las portadas de los medios?

Fue mérito de Al Gore ponerlo en la agenda política mundial, pero tras la renuncia de Estados Unidos y China, todo se vino abajo. Posteriormente, hay que decir que la crisis económica no ha ayudado a mantener este fenómeno en la primera plana. Se ha mantenido un poco por debajo de la alfombra. Es cierto que, debido al descenso de la actividad industrial, las emisiones de CO2 han bajado en España, pero han seguido aumentando a nivel global.

HUMANA DAY SUSTENTA

¿La sociedad es consciente de los retos que plantea el cambio climático?

Cuando volví de México en el 2004 me di cuenta de que España era el país de Europa más afectado por los efectos del cambio climático y en cambio la sociedad vivía de espaldas a ello. Eso me animó a fundar la ONG SUSTENTA, a escribir el libro “Cambio climático: una realidad acuciante” y a luchar para sensibilizar y concienciar a la población de que es un hecho que nos afecta a todos. Siguiendo el lema “piensa globalmente pero actúa localmente”, SUSTENTA ha impulsado en Chiclana desde el 2008, 25 proyectos que han llegado a 20.000 personas. Ése es nuestro granito de arena, nuestra demostración de que se pueden hacer cosas. Al final se trata de que muchas gotas formen un océano, y nada mejor que ello que predicar con el ejemplo y hacerlo en tu propio entorno ¡Ojalá hubiera más “sustentas” en muchos más municipios!

¿Somos una sociedad con conciencia ambiental?

Hay un ecobarómetro que constata que ha habido un cierto progreso en ese sentido. No obstante, tenemos el problema de que los temas ambientales o científicos son bastante complejos y la gran mayoría de personas apenas van más allá de la superficie. Resulta muy complicado explicar a fondo ciertos conceptos y por ello nos quedamos con una visión superficial. En nuestra comunidad se ha avanzado mucho en reciclaje, por ejemplo, pero queda mucho que hacer en la comprensión de la cultura de la sostenibilidad. Por ejemplo, en Andalucía se ha desarrollado una cultura del ahorro del agua, pues es evidente para todos que es un bien escaso. Ahora queda por desarrollar una cultura del ahorro de otro bien escaso: la energía. El reto es acostumbrarnos a ciertos hábitos de vida que suponen un importante ahorro energético. En relación al cambio climático, el gran problema es que no somos del todo conscientes del reto al que nos enfrentamos. Ello se explica muy bien con la historia de la rana del puchero.

¿Puede explicármela?

rana¿Has visto la película de Al Gore “Una verdad incómoda? En ella aparece el experimento de la rana y el cubo de agua. Si hierves primero el agua y luego mete una rana, esta se achicharra y saldrá de un salto del cubo. Pero ¿qué pasa si lo haces al revés? ¿Si primero metes la rana, luego el agua y luego se calienta poco a poco el recipiente? Pues resulta que la rana no salta. La temperatura sube tan gradualmente que la rana no acierta a saber qué está pasando hasta que ya es demasiado tarde. Este experimento ilustra el fenómeno de normalidad progresiva al que estamos sometidos con el cambio climático ¡Estamos como ranas en un puchero! La subida de temperatura debido al calentamiento global es gradual y actúa a una escala temporal más amplia que una vida humana. Es por eso que es difícil, como a la rana, darnos cuenta que estamos alterando profundamente el clima.

¿Qué le diría a aquellos que niegan el cambio climático?

Al IPCC contribuyen más de 2.500 científicos de 130 países. El IPCC  es conciencudo; invierte siete años en emitir cada uno de sus informes. De momento se han elaborado cuatro informes en 28 años, y ahora se publica el quinto. Hay un gran consenso científico respecto a la influencia humana en el cambio climático. Es  un hecho totalmente contrastado. La investigación sobre el cambio climático sobre la que se basa el cuarto informe es una de las empresas científicas más importantes de la humanidad. Sin embargo, hay grandes lobbies y muchos intereses económicos en juego; no olvidemos la gran influencia que tienen ciertos países y ciertas compañías y que también ha habido grandes campañas para desprestigiar y añadir confusión entre la población. Ha sucedido algo similar al tabaco. Existe evidencia científica desde hace mucho tiempo de que fumar provoca cáncer. No obstante, ciertos grupos de presión han utilizado durante años la táctica de generar dudas acerca de esa certeza para confundir a los ciudadanos.

HUMANA DAY INFORME IPCC¿Andalucía es una comunidad autónoma abanderada en la lucha contra los efectos del cambio climático?

Es verdad que en muchos aspectos somos pioneros;  aunque  falta una ley general del cambio climático que regule de forma transversal todas las acciones y voluntades. La administración ha demostrado interés pero queda aún muchísimo por hacer. Es uno de los temas que debiera suscitar un amplio consenso entre la sociedad civil y todos los partidos políticos.  El CO2 no tiene color.

¿Cree que el reto del cambio climático podría ayudar a salir de la crisis económica?

Frente a la crisis hay personas que piensan que todo lo relacionado con el cambio climático no es una prioridad, pero creo que es precisamente todo lo contrario. Afrontando los retos de este fenómeno podríamos encontrar también una salida de la recesión. Al final, en el centro de todas las crisis están la codicia y el egoísmo, el hecho de no respetar los límites de nuestros recursos y del sentido común. La naturaleza es una gran pedagoga: tiene la solución a la sostenibilidad. Una de las claves de la recuperación económica pasa por las energías renovables, que son para España, por su abundancia y su desarrollo, un activo estratégico.  Hay que huir de la caduca economía fósil y apostar por la economía renovable; en ese sentido, aquí tenemos recursos renovables en abundancia como el sol, el viento, las mareas, la geotermia… y además no son deslocalizables. Sin embargo, cada vez ponemos más palos en las ruedas. Es muy difícil entender cómo se desmonta esta estructura, cuando cuatro años atrás Obama citaba a España como país pionero en energías renovables. Ahora es al contrario. En cuatro años hemos perdido el tren de las energías renovables. Hemos perdido la oportunidad histórica de liderar este tren de futuro.

Jesús Martínez Linares interviene como ponente este jueves día 10 de octubre en Humana Day Sevilla. 18:30 horas. Casino de la Exposición

HUMANA DAY 2013 BANNER

“No imagino un futuro sin energías renovables”

HUMANA SUSANA MAGRO CAMBIO CLIMATICO

Susana Magro, directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, interviene como ponente en el Humana Day que se celebra hoy en Madrid, a partir de las 18:30 horas, en el Círculo de Bellas Artes.

Magro analiza en esta entrevista el papel de España y de sus ciudadanos antes los retos que plantea el cambio climático, el desarrollo sostenible y el consumo de energía.

¿Cree que la apuesta por las energías renovables puede suponer un impulso que ayude a salir de la crisis económica?

Estamos convencidos de que las políticas de cambio climático son un motor hacia una economía baja en carbono y, sin duda, el uso sostenible de los recursos naturales, así como las energías limpias y la eficiencia energética son elementos clave para afrontar con éxito este desafío.

No puedo imaginar un futuro en el que la sostenibilidad ambiental y el cambio climático no sean el eje sectorial de la planificación energética y de infraestructuras. Igual que no imagino un futuro sin energías renovables.

¿Considera que es un tema prioritario para la sociedad? ¿O quizás ha perdido peso ante otros temas o preocupaciones?

Es indudable que el actual escenario económico internacional ha marcado y continúa marcando la actualidad más inmediata y, por tanto, es una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Sin embargo, desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Oficina Española de Cambio Climático ponemos todo nuestro empeño y trabajamos convencidos de que en momentos como éste, en el que es imprescindible crecer, resulta fundamental hacerlo de una manera sostenible ambientalmente. Estamos seguros de que se puede reducir emisiones y a la vez crear empleo y actividad económica.

 ¿Cree usted que este fenómeno ha perdido presencia en la sociedad, en especial en los medios de comunicación?

Es cierto que la actualidad económica centra el interés informativo en nuestros días precisamente por lo que comentábamos antes. No obstante, y como ha demostrado el eco mediático del último informe del Grupo I del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) conocido la pasada semana, se trata de un tema que nos afecta y preocupa a todos y  del que depende el futuro de nuestro Planeta.

En este informe, de una forma concreta y sencilla de entender, se ratifica lo que los responsables políticos deben hacer para luchar contra el cambio climático. Ahora más que nunca todos tenemos que estar comprometidos hacia nuevos patrones sostenibles. Los sectores empresariales, industriales y financieros españoles, así como los ciudadanos, están preparados para ello. Los gobiernos, como no puede ser de otra manera, debemos dar ejemplo y en esta tarea España está comprometida al cien por cien.

¿Encuentra que la sociedad tiene una buena conciencia ambiental?

 Sin duda. Hemos avanzado a pasos de gigante y en nuestro país el medio ambiente es ya un valor social compartido. Los gobiernos debemos comprometernos y asumir nuestra responsabilidad pero, a la hora de buscar soluciones, es imprescindible contar con “aliados”, tanto por parte las empresas como por parte de los ciudadanos, puesto que afrontar la lucha contra el cambio climático es tarea común para todos.

Los ciudadanos sólo tenemos a nuestro alcance pequeñas acciones para poner nuestro granito de arena ante los efectos del cambio climático. ¿Son útiles?

Por supuesto. Resulta esencial que el ciudadano conozca y entienda qué consecuencias tienen nuestros actos cotidianos en la generación de emisiones de CO2, es decir, hay que poner en directa relación nuestras acciones y los resultados de las mismas que se traducen en emisiones de gases de efecto invernadero.

Por ejemplo, no debemos olvidar que el 30% del consumo total de energía en nuestro país procede de los hogares y del uso del vehículo privado lo que pone de manifiesto el papel fundamental que jugamos los ciudadanos a la hora de emitir CO2 dependiendo de qué compramos, cómo usamos la energía y los electrodomésticos y qué medios de transporte utilizamos

“El reto del cambio climático puede ayudar a salir de la crisis económica”

HUMANA DAY SALVADOR SAMITIER 3Salvador Samitier es licenciado en Ciencias Químicas, en la especialidad de Bioquímica , por la Universidad de Barcelona, ​​máster en Alta Función Directiva por la Escuela de Administración Pública de Cataluña y diplomado en Asuntos Europeos por el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Patronato Catalán pro-europeo . Después de trabajar durante cuatro años en el sector privado desarrollando tareas de I + D , control de calidad y producción , se incorporó al Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat en 1992 . Desde 2009 es el cap la Oficina Catalana del Canvi Climàtic. El pasado jueves fue uno de los ponentes del Humana Day, celebrado en Barcelona.

 ¿Qué se hace desde el Gobierno para mitigar los efectos del cambio climático ?

El cambio climático es un fenómeno global y, a diferencia de otros fenómenos medioambientales que se pueden encontrar en todas partes pero que tienen una solución local, la actuación de un solo no es suficiente, a no ser que hablemos de los Estados Unidos o de China ya que los dos juntos suman prácticamente la mitad de las emisiones a la atmósfera. La contribución que hace Cataluña a las emisiones globales es pequeña, lo que pasa es que somos una parte del mundo desarrollado, del mundo que ha incrementado de manera significativa la concentración de los gases de efecto invernadero y, por tanto, sea cual sea nuestra contribución global, sí tenemos una responsabilidad porque formamos parte de este mundo desarrollado responsable de estas emisiones.

Sin embargo, el cambio climático excede los límites del medio ambiente porque también está muy relacionado con los recursos y muy especialmente con la energía. La principal causa del incremento mundial de las emisiones es como nos proveemos de energía en el mundo, básicamente de combustibles fósiles. El modelo energético es enormemente dependiente de los combustibles fósiles. El problema no es tanto si estos combustibles se acabarán antes o después sino cuál será el precio que tendremos que pagar por ellos porque cada vez hay más gente en el mundo que quiere acceder a un nivel de vida como el que tenemos nosotros.

Es importante el tema del cambio climático porque puede ser una clave para cambiar determinados comportamientos y determinados modelos sociales y económicos que tenemos, esencialmente energéticos, y evolucionar hacia una sociedad baja en carbono, es decir , un modelo menos dependiente de los combustibles fósiles y más apoyado en unos recursos más autóctonos como las energías renovables, el sol y el viento, que nos ayudan a una cierta autosuficiencia energética, a librarnos un poco de ese peso que los combustibles fósiles los tenemos que pagar.

HUMANA DAY SALVADOR SAMITIER
Estas energías también tienen un precio…

Hay que tener en cuenta que es una inversión de futuro, por otra parte pensamos que también debemos seguir pagando combustibles fósiles que no tenemos. El tema del cambio climático va tomando cada vez más fuerza, no diré que es el primer punto de la agenda política en medio de esta situación económica tan dura que vivimos, pero esta nueva visión puede ser un elemento que ayude a salir de la crisis económica. Si somos capaces de construir un modelo económico más eficiente en los recursos, con menos combustibles fósiles, con un consumo más racional del agua…

Porque nosotros somos emisores pero el cambio climático también nos afecta y uno de los factores importantes en Cataluña es el agua, y todas las proyecciones indican que avanzamos hacia un clima más árido, donde los fenómenos extremos se acentúan : las sequías serán más intensas y habrá una concentración de lluvias en menos días y más aguaceros. Todo esto es muy importante en términos de gestión del agua. Es importante para la economía de este país tener en cuenta los fenómenos del cambio climático, ser más eficientes y asumir que habrá determinadas cosas que cambiarán. El clima no será el mismo que el que hemos tenido los años anteriores y tenemos que ver cómo nos adaptamos a esta nueva realidad , por ejemplo en la gestión del agua , qué tipo de agricultura nos puedes ir mejor , qué cultivos están mejor adaptados a un entorno más árido , la gestión de los bosques y la masa forestal…

Todos estos elementos hacen que , desde diferentes ámbitos , el cambio climático se vea cada vez más como un factor que , si no se trata a tiempo , puede tensionar mucho más una situación que en algunos aspectos ya son habituales en el Mediterráneo y hablo de sequías o de incendios .

¿Cree que somos conscientes de esta necesidad?

El Gobierno ha aprobado en 2012 una Estrategia de adaptación al cambio climático y un Plan de la Energía y el Cambio Climático, con horizonte en 2020. Este plan proyecta un camino donde las energías renovables, eólica, solar y biomasa, tienen cada vez más peso. Es un escenario muy ambicioso. Hace referencia a cambios que son lentos y que no puede hacer sólo la administración sino el conjunto de la sociedad y por ello debe ir concienciando a y avanzando en este camino. El problema es cómo hacemos todo esto en una situación financiera muy complicada por la Generalitat, este es el gran reto.

¿Hemos arrinconado un poco el cambio climático en la lista de las prioridades públicas?

Los medios de comunicación tuvieron una punta informativa en 2009 coincidiendo con la cumbre del cambio climático de Copenhague. Pasó lo que pasó, la incapacidad para poder llegar a acuerdos ambiciosos. A los estados les cuesta mucho llegar a pactos. Hay que tener presente que en estas cumbres se habla de todo, de modelo económico, de geoestrategia, de aranceles, de energía y también de cambio climático… Cuesta mucho llegar a acuerdos porque hay muchos intereses. Entonces entramos en una situación de crisis económica durísima y la atención de los medios disminuye.

Por otra parte, siendo esto verdad, las empresas automovilísticas apuestan más por el coche eléctrico, hay más legislación europea que endurece los límites de emisión de los vehículos, en la vivienda cada vez tiene más importancia la certificación energética como ya ha sucedido con los electrodomésticos, los costes de la energía eólica son casi como los de la energía convencional… Cada vez son más cotidianas cosas que hace cinco o diez años no lo eran. Cada vez hay más cosas por debajo, de las cuales quizá no nos damos cuenta del todo o no son tan llamativas, pero que van avanzando. Quizás es cierto que no se hacen con la rapidez que necesitaríamos para que este incremento de temperatura media global no supere los dos grados. Es un tema de rapidez: no vamos suficientemente rápidos como probablemente deberíamos ir.

HUMANA DAY SALVADOR SAMITIER 2¿Considera que los ciudadanos hacemos los deberes, en la medida de nuestras posibilidades, pero no así los estados?

Actualmente es más ágil la actuación de la sociedad que la de los estados, ya sea al nivel de la ONU o de Cataluña. Cuanto más poder, más elementos dificultan la adopción de medidas. Lo vemos por ejemplo a nivel del estado español, que tiene las competencias en el sector eléctrico: la reforma eléctrica es evidente que había que hacerla porque que el modelo energético español no aguantaba, pero según como la hagas te sitúas en una vía o en otra. El actual modelo propuesto por el gobierno español no es precisamente la vía que avanza hacia un modelo de renovables, y donde la eficiencia y el ahorro sean factores primordiales… Son cambios que no se notan de un día para otro pero no es lo mismo poner el tren en una vía o en otra. Ya hablaremos de la rapidez del tren, pero es importante que esté en la vía correcta.

Hay intereses, cuesta mucho cambiar estructuras, sinergias… y por lo tanto es evidente que el movimiento social, lo que llamamos sociedad civil, parece que esté tomando más fuerza. Un ejemplo lo tenemos en la cooperativa “Somos energía” que parecía imposible que pudiera existir hace unos años. Los movimientos sociales son más rápidos que los estados; los estados no son tan impulsores sino reguladores de fenómenos que han tenido su origen en los movimientos sociales.

¿Los medios tratan con suficiente rigor temas como el del cambio climático?

Casi nunca te puedes quedar sólo con el titular de una noticia, sea cual sea. Hay periodistas especializados que trabajan con mucho rigor, pero en general pediría un ejercicio de no situar las cosas en términos de éxito o fracaso, porque estamos ante un tema muy complejo, hay que dimensionar correctamente los esfuerzos e informar sobre si avanzamos en la dirección correcta. Quizás a la sociedad le falta un poco de cultura científica para interpretar, por ejemplo, qué quiere decir que entre la comunidad científica hay dudas o debate, qué quiere decir tener incertidumbres que no es sinónimo de desconocimiento…

¿Cree que la sociedad tiene suficiente conciencia ambiental?

Siempre hay camino por recorrer, aunque se ha recorrido bastante. Hay comportamientos que se daban hace 20 años que hoy en día son impensables. Pero siempre quedan cosas por hacer y sobre todo ahora con este cambio que representan los retos globales. Hasta ahora estábamos preocupados por unos temas ambientales más locales y la globalización también afecta a los retos ambientales. El cambio climático viene derivado de la globalización de un problema ambiental. Aquí quizás nos queda más camino, sobre todo que las organizaciones se den cuenta de la importancia del tema energético, de las emisiones de CO2, de innovar tecnológicamente…

Las personas tenemos pequeños gestos a nuestro alcance. ¿Encuentra que son útiles?

Son necesarios pero no son suficientes. Las administraciones deben ser capaces de abrir caminos y no poner barreras. Javier Martín Vide, uno de nuestros científicos climatólogos más importantes, siempre lo dice: desde que te levantas hasta que vas a dormir estás tomando muchas decisiones que tienen un determinado impacto y todas están en tu mano, y no es necesario gastar mucho dinero, sencillamente es decisión tuya coger el coche o el transporte público.

Esto tiene muchas implicaciones: desde la contaminación local en la movilidad… Invertir en la iluminación de un edificio o en una tienda tiene unas implicaciones según la solución elegida; comprar un electrodoméstico y no mirar tanto la inversión que hago ahora sino las repercusiones a medio plazo; reaprovechar o reciclar o no malgastar son decisiones cotidianas que dependen sólo de mi voluntad . ¿Que con ello resolveremos totalmente el problema que tenemos? No hay decisiones más estructurales que corresponden a la administración como fomentar que podamos poner autoconsumo en nuestra casa, que no haya barreras administrativas, que el mercado eléctrico sea más transparente y competitivo para el consumidor… Todo ello es necesario.

Ahora bien, si tenemos una sociedad que no valora estos factores es muy difícil que los políticos sean sensibles. Todos tenemos una responsabilidad y no me vale que si los demás no lo ejercen yo tampoco lo hago. No, lo que tengo que hacer es actuar y exigir a quien corresponda que actúe.

HUMANA DAY SALVADOR SAMITIER 4
¿Qué le diría a las personas que son escépticos ante los efectos del cambio climático?

Mire, si hablamos de la gravedad, usted me preguntará si creo en la ley de la gravedad. Al igual que la gravedad, el cambio climático debe situarse en el ámbito de la ciencia y no en el de las creencias, la ciencia se puede equivocar, pero sigue una metodología de revisión, discusión, debate, pruebas, evidencias, datos sobre un determinado elemento… en estos momentos no hay vuelta de hoja, con la información existente, que no quiere decir que lo sepamos todo, todos los elementos apuntan a que estamos en una situación de cambio en los patrones del clima dirigido a un incremento medio de la temperatura y con lo que ello representa de cambio en el régimen de lluvias y de los vientos, aumentos en el nivel de los océanos y su acidificación, deshielo del Ártico, disminución de los glaciares …

Por otra parte, el impacto que tiene la actividad humana en estos cambios es muy importante. Son hechos incontestables. Si usted me niega el mecanismo a través del cual la ciencia ha llegado a estas conclusiones, no sé qué argumentos más puedo esgrimir. Igual ocurre con quien niega la evolución de las especies, porque se negó como la ciencia va adquiriendo el conocimiento. La ciencia avanza, hay debate  no todo está claro, hay puntos de controversia … pero sí hay un consenso muy elevado en los dos elementos anteriores . Y la metodología que sigue la ciencia de momento es lo mejor que tenemos, y nos ha servido para muchas cosas como la medicina, la astronomía, el conocimiento del medio…

En este sentido, en ocasiones los medios tratan de hacer artículos donde se publican dos posturas para confrontarlas pero no todos los pesos son exactamente iguales. Es posible que nos encontramos ante la situación de que haya divergencias entre las proyecciones hechas hace algunos años y los datos observados hoy. En algunos casos por exceso y otras por defecto. La ciencia lo que hace es aprender, mejorar los mecanismos y ajustar los modelos con el nuevo conocimiento. Sólo si aceptamos estos principios es posible llevar a cabo un diálogo constructivo y enriquecedor.

Humana Day: el desafío de clima

Este video ha sido grabado en Malawi, Ecuador, China y España. En él se muestra el trabajo que la Federación Humana People to People lleva a cabo en los países del Sur involucrando a miles de personas en la mitigación de los efectos del cambio climático y en la adaptación a los mismos, mejorando el bienestar de las comunidades implicadas. También recoge la labor que se desarrolla en el Norte, en torno al reciclaje textil y la educación para el desarrollo.

Hoy jueves 26 de septiembre, a las 18:30 h, en el Hotel Meliá Barcelona se celebra el Humana Day, en un acto que prevé la asistencia de un centenar de personas, entre las que figura el Cap de l’ Oficina Catalana del Canvi Climàtic, Salvador Samitier.

Durante el evento se entregarán los IV Premios Humana de Reciclaje Textil, que reconocen la labor llevada a cabo por ciudadanos, municipios y empresas en torno al reciclaje textil y la cooperación al desarrollo. Se repartirán una quincena de premios.

El Humana Day incluye una Exposición sobre Cooperación al Desarrollo, con algunos de los elementos que utilizamos en gran parte de los proyectos en los países del Sur: pozos, placas y linternas solares o prensas de jatropha representan tecnologías de bajo coste que hacen más fácil la vida de miles de personas.

HUMANA DAY IMAGEN FARMERS CLUB CAMBIO CLIMATICO

Farmers’ Club, la respuesta ante el nuevo escenario

HUMANA FARMERS CLUB CAMBIO CLIMATICO

Aunque el objetivo inicial del Programa Farmers’ Club no era afrontar las variaciones del clima en los niveles actuales, este programa que impulsa las Federación Humana People to People se ha consolidado involucrando a miles de pequeños agricultores en la mitigación de los efectos del Cambio Climático y en la adaptación a los mismos, mejorando el bienestar de las comunidades implicadas.

Sólo en 2012, Humana trabajó en este sentido al lado de alrededor de 70.000 pequeños agricultores de Angola, Guinea-Bissau, Malawi, Mozambique, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Zambia, Zimbabwe y China.

Humana trabaja codo con codo con ellos promoviendo su formación en técnicas agrícolas sostenibles, agroforestales y de conservación que les permiten obtener mejores y mayores cosechas y más resistentes a las condiciones meteorológicas adversas provocadas por el cambio climático.

Afrontemos el desafío del Cambio Climático. Juntos podemos.

HUMANA DAY. Our Climate, Our Challenge

Barcelona. 26.09. Hotel Meliá Barcelona

Madrid. 03.10 Círculo de Bellas Artes

Sevilla. 10.10 Casino de la Exposición

Afrontemos juntos el desafío del Cambio Climático

HUMANA DAY 2013 BANNER

Sí, entre todos podemos. En las próximas décadas se prevé que el cambio climático afectará a millones de personas en todo el mundo. Ningún país o región se verá a salvo de sus consecuencias, si bien el grado de vulnerabilidad será muy variable: los países menos desarrollados  y los pequeños estados insulares en desarrollo serán los más perjudicados.

Tanto en Humana Fundación Pueblo para Pueblo como en el resto de organizaciones que forman parte de la Federación Humana People to People, somos conscientes de que entre todos podemos apoyar de un modo efectivo a las comunidades rurales para afrontar este desafío global.

A ello se suma nuestro esfuerzo en el Norte, en torno al reciclaje textil y a la sensibilización y difusión de buenas prácticas, aprovechando nuestro contacto directo y constante con colaboradores, donantes de textil, clientes de tiendas y la sociedad en general, con el fin de revertir esa posible inacción y frustración, dejando claro que la labor que se puede llevar a cabo es muy amplia y que es posible mejorar la vida de miles de personas.

Afrontemos el desafío del Cambio Climático. Juntos podemos.

HUMANA DAY. Our Climate, Our Challenge

Barcelona. 26.09. Hotel Meliá Barcelona

Madrid. 03.10 Círculo de Bellas Artes

Sevilla. 10.10 Casino de la Exposición