Los ODS, una oportunidad de oro

HUMANA_ODS_DESARROLLO SOSTENIBLE

El pasado 25 de septiembre la Asamblea de Naciones Unidas refrendó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), las pautas para la Agenda de Desarrollo para los próximos 15 años. Son el resultado de más de dos años de un intenso proceso de consultas públicas y de interacción entre los gobiernos y los actores de la sociedad civil. Suponen la prolongación de los denominados Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

2015 presenta una oportunidad histórica y sin precedentes para que los países y la ciudadanía emprendamos nuevos caminos para mejorar las vidas de las personas, “sin dejar a nadie atrás”. Estas decisiones determinarán el curso de la acción mundial para erradicar la pobreza, promover la prosperidad y el bienestar para todos y todas, proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático.

Humana Fundación Pueblo para Pueblo respalda, como no podía ser menos, los ODS, puesto que encajan con nuestros fines como organización y con nuestro trabajo en favor de la sostenibilidad global. Nuestra actividad, además, tanto en los que se refiere a la protección del medio ambiente como a la cooperación al desarrollo, está íntimamente ligada a los objetivos 1, 2, 4, 5, 6,  7, 8, 12 ó 13, por ejemplo.

HUMANA_ODS_SOSTENIBILIDAD GLOBAL

Objetivos de Desarrollo Sostenible
Objetivo 1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo
Objetivo 2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible
Objetivo 3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades
Objetivo 4. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos
Objetivo 5. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas
Objetivo 6. Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos
Objetivo 7. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos
Objetivo 8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos
Objetivo 9. Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación
Objetivo 10. Reducir la desigualdad en y entre los países
Objetivo 11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles
Objetivo 12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles
Objetivo 13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos
Objetivo 14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible
Objetivo 15. Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica
Objetivo 16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles
Objetivo 17. Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

 

Más información en The Global Goals

China: El desarrollo agrícola llega de sus propias manos

HUMANA CHINA FARMERS SHALATUONo son muchos los turistas que se adentran en esta región distante y aislada de China. Shalatuo, situada en el condado de Yuanyang, en el sur del país, es, sin embargo, famosa por sus espectaculares terrazas de arrozales y por la concentración de distintas minorías étnicas ataviadas con ropas de colores bajo un cielo siempre nublado.

Pero a pesar de esta deslumbrante atmósfera de colores, Yuanyang es una de las áreas más pobres de China, donde en torno a 150 millones de personas todavía viven con menos de 1,25 dólares al día, la mayoría en zonas rurales, según las últimas cifras del Banco Mundial.

UEPara ayudar a los agricultores chinos a mejorar sus condiciones de vida, Humana con apoyo de la Unión Europea impulsaron en noviembre de 2010 el proyecto Farmers’ Club o agrupación de agricultores en Shalatuo. A través de estas organizaciones –formadas por entre 30 y 50 personas cada una-, los agricultores unen fuerzas para fortalecer su capacidad de desarrollo y compartir gastos para reducir costes y facilitar el acceso al mercado.

Pero el objetivo del proyecto va más allá. En Shalatuo, donde muchas poblaciones carecen de conexiones por carretera y casi el 60% de la población no ha recibido ningún tipo de formación oficial, el programa también pretende introducir la educación preescolar, mejorar las condiciones higiénicas y sus hábitos nutricionales y facilitar la implicación de las mujeres en la toma de decisiones.

SONY DSCA través de la formación adecuada y del apoyo económico a la comunidad local, el club busca modernizar las prácticas agrícolas para mejorar el rendimiento y la calidad de los cultivos al mismo tiempo que se introducen técnicas agrícolas sostenibles que reduzcan el impacto de la producción en el medio ambiente.

Durante los tres años que lleva en marcha el proyecto, más de 12.000 personas han mejorado su calidad de vida gracias a los 34 ‘Farmers’ Club’ ubicados en las siete ciudades administrativas de la región. A lo largo de este tiempo, los agricultores han compartido experiencias y aprendido unos de otros y han adquirido las capacidades y la fuerza necesarias para negociar mejores precios para sus productos y para conseguir acceso a mejores mercados. Las cifras hablan por sí solas: sólo en 2011, la producción de maíz aumentó 250 kilos por acre y la de arroz creció 200 kilos; más de 1.200 agricultores se beneficiaron de ello.

Esta clase de iniciativa contribuye a la erradicación de la pobreza y a la mejora de la salud materna y fomenta la educación y la protección medioambiental, todos ellos parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODMs) establecidos por la ONU para 2015.

En definitiva, el objetivo último es que los agricultores locales se hagan cargo del desarrollo de su propia comunidad.

ODM: Sin acceso a la energía no hay desarrollo posible

Alrededor del 16% del consumo mundial de energía proviene de fuentes renovables.  Los problemas del cambio climático, los altos precios del petróleo y las disputas por el crudo están impulsando la creciente legislación de energías renovables y su uso.

En Guinea-Bissau, el 31% de la población está desnutrida, el 30% de la población adulta no sabe leer ni escribir y la esperanza de vida es 48,6 años.Se trata de uno de los países más pobres del planeta y, por ello, uno de los más importantes para los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Lo interesante es que el acceso a energía no está incluido en los ODM, aunque la energía es fundamental para el desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza. Afecta a todos los aspectos del desarrollo. Además, ninguno de estos Objetivos se puede cumplir sin una gran mejora en la calidad y cantidad de los servicios de energía en los países en desarrollo.

El Objetivo 1, erradicar la pobreza, lo demuestra. La mayoría de alimentos de primera necesidad deben ser cocinados y procesados ​​antes de ser consumidos. El transporte de mercancías al mercado requiere fuerza motriz. Y las actividades productivas, el empleo, la agricultura y el comercio requieren energía.

Los ODM 2 y 3, sobre la educación e igualdad de género, ponen de manifiesto otros ejemplos. Muchas niñas no van a la escuela a fin de apoyar las necesidades familiares de agua y energía. Las zonas rurales tienen dificultades para atraer a los docentes a las comunidades no electrificadas. Es difícil para los niños y niñas estudiar por la noche sin luces. Y la falta de servicios de energía restringe las oportunidades económicas de las mujeres.

Si continuamos, vemos que los ODM 4, 5, y 6, sobre salud y enfermedades, también demuestran la importancia de la energía. La contaminación del aire interior de la cocina sin ventilación es la cuarta causa de muerte para las personas en los países en desarrollo. La carga física de la madera y el acarreo de agua provoca agotamiento y socava la salud de las mujeres.

La falta de electricidad causa  limitaciones en los servicios de salud. Y la falta de tecnología limita la capacidad de las personas para aprender sobre la salud y la prevención de enfermedades

Y finalmente, el ODM 8, la mejora del medio ambiente, también tiene mucho que ver con la energía;  los servicios de energía más limpia pueden fomentar una mejor gestión de los recursos naturales, incluyendo agua de mejor calidad.

Solamente un 5,7% de la población de Guinea-Bissau tiene acceso a electricidad y 90% de la población depende de la leña para combustible. El país no posee combustibles fósiles ni tiene centrales hidroeléctricas de energía. La renovable es, por todo ello, una muy buena opción para que la población del país tenga acceso a algún tipo de energía, puesto que tal y como vemos, la energía es una de las claves del desarrollo.