Ella no sabe contar

Alba Málaga es una de las ganadoras del ‘Young Reporters against Poverty‘, celebrado en el marco de los European Development Days (EDD). Aquí tenéis la transcripción del reportaje por el que ha sido galardonada.

‘Tiene 25 años y vive en un área rural de Mozambique. Maimuna vende tomates en un mercado local. Un hombre se le acerca y le pide por el precio. Tal y como su marido le ha indicado antes de salir de casa, ella responde: 1 kilo de tomates son 5 monedas. El hombre le dice entonces que le comprará 10 kilos de tomates, y que eso equivaldrá a 10 monedas. Maimuna acepta el precio. No sabe contar, como otras mujeres de su comunidad, nunca ha ido a la escuela.

La historia de Maimuna es sólo un ejemplo. Cada día miles de niñas en Mozambique salen a trabajar o se quedan en sus casas para hacer tareas domésticas. Algunas, nunca han pisado la escuela. Según datos de UNICEF, sólo el 50% de los niños finalizan sus estudios primarios. África es una de las zonas del planeta con menos escolarización. Pero la educación es un derecho universal, tanto para hombres como mujeres, y va ligada al desarrollo de los pueblos.

Franziska Keller, miembro del Parlamento Europeo, cuenta la importancia de la educación: “Creo que es extremadamente importante porque como más años dedicas a la escuela mejor van a ser tus ingresos, menos hijos tendrás, etétrac. Por lo tanto, realmente mejora las condiciones de vida de las personas… La educación es crucial. Es una parte del desarrollo sostenible”.

Muchas organizaciones no gubernamentales dedican grandes esfuerzos a la mejora de la escolarización primaria. Un ejemplo de ello es HUMANA PEOPLE TO PEOPLE, una federación a la cual pertenecen 35 organizaciones de todo el mundo. Rafael Mas es miembro de la federación: “La educación es básica para el desarrollo de los pueblos. Sin educación es muy difícil conseguir un trabajo, sin educación es muy difícil decir que no a tu marido cuando tienes 14 años, y sin educación tampoco puedes educar a tus hijos correctamente”.

La Fundación Humana, como muchas otras ONGs, pretende mejorar la educación de estos países con la formación de profesores locales. Una formación que antes hacían los europeos, y que ahora hacen los mismos ciudadanos locales. VVOB, una asociación flamenca dedicada a la educación para el desarrollo comparte también esta nueva forma de actuación. Escuchamos Erik Merens, miembro de VVOB, y Rafael Mas, de Humana People to People: “Hace 30 años, cuando nuestra organización empezó, enviaba más profesores de nuestro país, pero cuando volvían no dejaban nada allí. En los últimos 10 años, empezamos a trabajar más con los Ministerios, y en enseñar a los profesores. Ahora hemos visto que es más sostenible”.

“Hay dos maneras de trabajar. Una es la obsoleta de hace 20 años, que es asistencialismo, que es yo llego a un país y enseño y luego me voy. O voy a un país, trabajo con la gente de allí, y les doy las herramientas para que ellos mismos sean los que salgan de la pobreza donde están. Evidentemente si un profesor fuera a Mozambique no entendería la manera de vivir de los mozambiqueños ni podría transmitir los valores que ellos necesitan”

Más educación y más implicación de la gente local permitirán el desarrollo y la mejora de la igualdad entre hombres y  mujeres.

“El hecho de que haya maestras, en dónde las niñas se puedan ver, y en donde las madres se puedan decir: mira, yo podría haber sido una maestra… voy a llevar a mi hija al cole para que sea tan buena como esa mujer”.

Puedes escuchar el audio del reportaje pinchando aquí

Alba Málaga Homs

Reflexiones sobre nuestra participación en las Jornadas de Desarrollo Europeas

Las Jornadas de Desarrollo Europeas (EDDS, sus siglas en inglés) se han convertido en una tradición por lo que Humana no podía dejar de estar presente en ellas. Se trata de unos días muy ajetreados, con talleres, presentaciones sucediéndose de manera simultánea, seminarios… Honestamente, uno acaba exhausto si intenta abarcarlo todo.

Humana estuvo presente por primera vez en la edición de 2008 de los EDD, que tuvo lugar en Estrasburgo. La edición 2010 se celebró en Bruselas, coincidiendo con la presidencia belga de la UE, durante los días 6 y 7 de diciembre. Los EDD supusieron una nueva oportunidad para reunirnos con nuestros colegas de Estonia, Finlandia, Holanda y otros compañeros de España. En esta ocasión, el número de participantes fue mayor y las Jornadas sirvieron para reafirmar el rol de la Unión Europea como centro de reflexión y análisis sobre la cooperación al desarrollo y no solamente como un mero donante de ayudas.

Especialmente interesante era conocer si la Unión Europea haría alguna declaración a la luz de la situación económica actual y de qué manera puede ésta afectar a la ayuda oficial al desarrollo. En este sentido, fue esperanzador escuchar a Yves Leterme, Primer Ministro belga, hablar sobre cómo la UE y los estados miembros siguen comprometidos en la lucha contra la pobreza y, por tanto seguir apoyando a los países más pobres del mundo.

En el caso de una ONGD como Humana, estas jornadas son una ocasión perfecta para conocer a otros colegas del tercer sector, encontrar puntos de colaboración y aprender y compartir las experiencias sobre nuestros proyectos de cooperación. También es especialmente interesante asistir a estas jornadas para poder conocer cuáles son las perspectivas de cooperación de la UE en un futuro y si seguirá apoyando acciones de comercio justo, igualdad de género, seguridad y soberanía alimentaria, energías renovables, etc.

En estas Jornadas Humana ha querido hacer especial hincapié en los proyectos sobre energías renovables y cooperativas agrarias. Mucha gente se acercó a nuestro stand para interesarse sobre un proyecto de biogás que actualmente estamos ejecutando en India. En mi caso concreto, tenía mucho que decir sobre un proyecto que se está llevando a cabo en Cabo Delgado (Mozambique) y que está aprovechando al máximo el árbol del jatropha para producir energía. El Centro de bio-fuel de Bilibiza, del que estamos especialmente orgullosos del éxito que está teniendo, es desde donde se están llevando a cabo la mayor parte de estas acciones. Eco de ello se hizo el portal web de las Jornadas publicando una reseña sobre la marcha de esta experiencia de Humana en Mozambique.

Este año ha sido muy interesante el hecho de que se abordara cómo debe ser la participación de la infancia en el proceso de desarrollo de sus países. Por ello, en alguno de los paneles se invitó a participar a alguno de estos niños a que compartieran su visión con los adultos. Este tema y la participación de algunas organizaciones provenientes del sur, fueron dos experiencias a destacar dentro de las Jornadas.

Como conclusión, podemos afirmar que estas jornadas son muy interesantes. Después de todo, no hay demasiados eventos de este tipo a nivel europeo, abiertos a la participación de todos. Poder compartir experiencias con otras organizaciones y ver participar a los más jóvenes, nos hizo ver que no estamos solos en esta lucha contra la pobreza.

Janek Vahk

Departamento de Proyectos